miércoles, 25 de octubre de 2017

(Anzoátegui) Homicidio de un oficial desencadenó 4 muertes

El supervisor jefe de la Policía Municipal de Bolívar (Polibolívar), Henry Rafael Medina Chique, de 49 años, fue asesinado de un tiro en el brazo izquierdo que luego le entró por un costado. El hecho ocurrió a las 5:00 am de ayer en Barcelona.

Una versión indica que el funcionario había salido minutos antes de su domicilio. Iba en su carro a llevar a su suegro al Mercado Bolivariano.

Otra información señala que se dirigía hacia el retén del sector Las Casitas del barrio Brisas del Mar, donde era jefe.

De una cauchera, ubicada en la calle Rómulo Betancourt, cruce con Los Tubos, en el barrio La Ponderosa, salieron unos sujetos que lo interceptaron, supuestamente, para robarlo.

Los individuos no le quitaron la pistola ni el vehículo.

En seguida se apersonaron uniformados de Polibolívar, que con el apoyo de oficiales de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), Policía Municipal de Sotillo (Polisotillo) y Policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui), iniciaron la búsqueda de los presuntos homicidas de Medina.

Los agentes localizaron, a las 7:00 am, a unos sospechosos en la calle Los Olivos del sector, donde, supuestamente, hubo un intercambio de disparos.

En la balacera cayeron abatidos Jonathan Rafael Pinto Rodríguez, de 19 años (con dos tiros en el tórax) y el exfuncionario de la PNB Pedro Luis Matos Henríquez, de unos 28 años.

También el albañil desempleado Carlos Eduardo Urbano Martínez, de 21 años, y Gregorio José Márquez, 19, quien prestaba servicio militar en un comando en Caracas.

Los cuatro fueron trasladados al hospital Luis Razetti. Allí llegaron sin vida.

Los cadáveres fueron remitidos a la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf).

Dolientes

Allí estaba atribulado el taxista Raúl Medina, pues le habían matado a su primogénito, el uniformado Henry Medina.

También se hallaban consternados, en otro extremo, parientes de los cuatro jóvenes.

El electricista Luis Urbano aseveró que su hijo Carlos estaba dormido cuando los policías lo sacaron de su casa para matarlo.

El ama de casa Magaly Márquez manifestó que oficiales tumbaron el portón de una vivienda para entrar. Dijo que ahí abatieron a su nieto Gregorio José y otros muchachos.

23 años
en Polibolívar tenía el supervisor jefe Henry Medina Chique. Era fundador de la institución. El oficial se había desempeñado como jefe de Patrullaje y Custodia en el bulevar 5 de Julio, en Barcelona. Sus compañeros de armas lamentaron la trágica muerte.
Lo quiero vivo
El ama de casa Lisbeth Hernández está inconsolable por el deceso del oficial Henry Medina, el padre de sus dos hijos. “Yo lo cuidaba. Lo quiero vivo. No quiero verlo muerto”, decía la mujer. Unos parientes trataron en vano de calmarla.

FUENTE: Con información de Yraida Núñez - http://eltiempo.com.ve