viernes, 15 de septiembre de 2017

Venezuela rechaza resolución de EEUU sobre tráfico de drogas

El Gobierno Nacional rechazó este viernes la resolución presidencial de Estados Unidos sobre los países de alto tráfico y producción de drogas ilícitas para el año fiscal de 2018, donde Venezuela está incluida.

“Continua práctica unilateral del Gobierno de los Estados Unidos de América de evaluar, calificar y emitir resoluciones sobre políticas de países soberanos en materias que competen, exclusivamente a sus asuntos internos”, dice el comunicado emitido por la Cancillería de la República.

El Ministerio de Relaciones Exteriores considera que la lucha contra las drogas que dice librar el Gobierno estadounidense es en realidad un arma con fines políticos.

El Gobierno Nacional aseguró que el país lleva a cabo una política soberana en materia de antinarcóticos que ha dado resultados positivos, especialmente desde que se puso fin al convenio con la Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos, (DEA, por sus siglas en inglés).

Por otra parte, la Cancillería también rechazó las declaraciones del subsecretario de Estado para el Buró de Asuntos Internacionales de Narcóticos, de EEUU, William Brownfield, el pasado 12 de septiembre de 2017, cuando expresó que “no habrá una solución a largo plazo democrática, próspera y segura en Venezuela hasta que se solucione la presencia de las organizaciones del narcotráfico”.

Esas declaraciones así como la resolución presidencial son consideradas por Venezuela “una nueva agresión del Gobierno estadounidense con la intención de robustecer la campaña que busca proyectar a Venezuela, país que no es conocido ni como productor ni como consumidor de narcóticos, como un Estado bajo el control del narcotráfico para legitimar así su objetivo político de intervenir y desestabilizar al Gobierno venezolano”.

Finalmente, el Gobierno venezolano acusó a EEUU de ser en la actualidad el principal mercado para el consumo de drogas ilícitas. En ese sentido, afirmó que deberían revisar sus políticas internas para garantizar la disminución del consumo de drogas.

“Instamos al Gobierno estadounidense a dejar de utilizar el tema con fines políticos y proceda de inmediato a corregir sus políticas ineficientes que acaban desestabilizando a una zona de paz, como lo es el continente americano”, termina el comunicado.

FUENTE: Con información de FANNY MORA - http://www.eluniversal.com