miércoles, 6 de septiembre de 2017

Pdvsa construyó dos desaladores para el Proyecto Conversión Profunda

Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa) concluyó con éxito la construcción de dos desaladores de crudo pertenecientes al Proyecto Conversión Profunda de la Refinería Puerto La Cruz, en el estado Anzoátegui, con el fin de optimizar el procesamiento de las reservas de crudo pesado y extrapesado de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez.

La empresa mixta Vhicoa, filial Pdvsa Industrial, fue la responsable de fabricar en un lapso de 8 meses dos gigantescos recipientes cuyo peso total global alcanza 172 toneladas. Su función principal será sacarle el agua y la sal al crudo pesado de aproximadamente 8 grados API, mejor conocido como crudo Merey, informó la estatal petrolera en nota de prensa.

El equipo multidisciplinario, de ingenieros y personal especializado que integran este proyecto desarrollado íntegramente por talento nacional en la región de Guayana, está conformado por 70 trabajadores e invirtió 55 mil 600 horas-labor en la fabricación de las estructuras, plataformas y cuerpo del equipo, montaje de tuberías e instrumentos.

El proceso de fabricación de estas unidades en las instalaciones de Vhicoa en Puerto Ordaz, estado Bolívar, se planificó por separado, ya que los especialistas iniciaron en paralelo la construcción de la plataforma o piso metálico y el cuerpo del recipiente, a fin de garantizar el ensamblaje de dos desaladores: el denominado “A” de 87,9 toneladas de peso y el “B” de 84,7 toneladas.

La construcción del recipiente se inició con el doblez de las planchas de acero para la conformación del cuerpo del equipo, trabajo ejecutado con apoyo en una cilindradora. Luego fueron soldados unos diez anillos (o virolas) a dos cabezales elípticos o tapas, para después proceder a la colocación de los internos.

Cumplida esta fase, sobrevino la realización de una estricta prueba hidrostática que, tras arrojar resultados óptimos de resistencia a altas presiones, da paso al proceso de pintado del recipiente y la colocación del aislamiento térmico, consistente en la colocación de una lana mineral revestida con planchas de aluminio de 3 milímetros de espesor. Este proceso tuvo una duración aproximada de 4 meses.

Después, Vhicoa utilizó a sus mejores especialistas para ejecutar el proceso de “paquetizado” del desalador. Se trata de colocar un total de 45 toneladas de tuberías de procesos; así como 230 instrumentos tales como: sensores de presión, temperatura, nivel, flujo y partes eléctricas. También se instalaron tres transformadores de 100 kilovatios para cada desalador. Esto garantiza que el equipo salga listo para ser conectado e integrado a los procesos de refinación de crudo.

En estos momentos, el equipo de Pdvsa y Vhicoa trabaja en la logística para el pronto traslado de estas dos grandes estructuras desde el muelle Alianza de Vhicoa, en Ciudad Guayana hasta la Refinería Puerto La Cruz, al nororiente del país. Dicha logística incluye un recorrido fluvial y terrestre de equipos cuyas dimensiones totales, incluyendo las plataformas que los soportan son: 8.517 metros de ancho, 8,1 metros de alto, 37 metros de largo y 238 toneladas de peso.

Para ello se estableció un plan de movilización que contempló un análisis de la ruta terrestre a seguir desde las naves de Vhicoa, en la zona industrial de Matanzas, hasta el muelle Alianza, donde se chequearon 6,37 kilómetros de vialidad, a fin de evaluar y reubicar obstáculos como líneas eléctricas, ancho de vía, árboles, semáforos, trenes, terreno inestable, entre otros.

Igualmente, un equipo de expertos en Ingeniería Naval hizo un análisis de peso para realizar el amarre y la estabilidad de la gabarra que trasladará los desaladores hasta el Puerto de Guanta, con un tiempo previsto de tres días de navegación.

FUENTE: http://www.elmundo.com.ve