lunes, 14 de agosto de 2017

Se caen a pedazos las láminas del elevado de Guatire

Se caen a pedazos las láminas del elevado de Guatire, en el Distribuidor Zamora que da acceso a la ciudad. La estructura, que fue inaugurada el 15 de noviembre de 2008 como parte de los trabajos del Metro Guarenas-Guatire, nunca ha recibido mantenimiento.

La capa de rodamiento es prácticamente inexistente, por lo cual, cuando llueve, los vehículos patinan, pues ruedan sobre el metal, sin ningún elemento de fricción que le dé agarre al caucho.

“Eso es un peligro; yo me coleé con mi carro la madrugada del sábado, después del aguacero. Casi choco contra la baranda. Si caigo al vacío, me mato”, relató Jhon Jiménez, taxista.

El evidente deterioro de la estructura ha sido denunciado por usuarios de la vía y compartido en Twitter por @TránsitoGGenRed, nueva organización que difunde problemas ciudadanos a través de este microblogging.

“Yo pienso que las gandolas que pasan por la Intercomunal tienen gran responsabilidad en que se caigan esas láminas del elevado, pues algunas rozan la estructura. La verdad es que hay falta de autoridad y abandono, pues nadie controla las gandolas, nadie hace mantenimiento; uno se siente abandonado”, señaló Betzy Rodríguez, residente de Castillejo.

Usuarios de la vía advierten que el desprendimiento de las láminas puede generar un grave accidente si llegan a caer sobre un vehículo que vaya circulando por debajo del elevado en el momento del desplome.

Costó un dineral
La inauguración del Distribuidor Zamora la encabezó Diosdado Cabello, quien en 2008 era gobernador de Miranda, secundado por el entonces presidente de Cametro, general Gustavo González López.

Costó Bs. 75,5 millones en aquel entonces (de los llamados bolívares fuertes) y se ofreció “como parte del conjunto de soluciones viales instrumentadas para reducir el impacto negativo de las obras del Metro Guarenas”, según publicaron los medios oficiales.

Parte de las promesas hechas en 2008 destacaban que “con este distribuidor se adelanta lo que será el reordenamiento vial de Zamora, pues enlazará la Intercomunal con el terminal y el estacionamiento que estará frente a la Schick para prestar servicio a la futura estación del Metro”.

El prometido reordenamiento vial no se hizo, el Metro nunca fue construido y el estacionamiento también quedó solo en papel. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: https://elpitazo.com