jueves, 24 de agosto de 2017

Rafael Ramírez dice que Venezuela está preparada ante posibles sanciones petroleras

El actual embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y expresidente de la estatal de hidrocarburos Pdvsa, Rafael Ramírez, aseguró este miércoles que Venezuela está preparada ante un posible escenario de sanciones al sector petrolero nacional por parte de la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El exministro de Petróleo dijo en una entrevista concedida al canal estatal VTV, que Venezuela está capacitada desde el año 2005, cuando comenzó a implementar un proceso de diversificación de mercados para comercializar su crudo, que ahora le permitiría colocar sus volúmenes de petróleo en otras áreas comerciales distintas a la norteamericana.

“Si pretenden ir contra nuestra empresa, contra nuestra industria petrolera, nosotros estamos preparados desde hace años, desde el 2005, en un proceso de diversificación de nuestros mercados, y nuestros volúmenes podríamos colocarlos en otros mercados, pero sería Estados Unidos quien estaría dándole una patada a la mesa, porque nosotros nunca hemos usado el petróleo como un arma de presión política”, aseguró Ramírez.

El extitular del despacho de Petroleo venezolano dijo que el Gobierno de Estados Unidos debe pensar dos veces antes de sancionar al sector petrolero venezolano, pues afirmó que Venezuela constituye un elemento fundamental para el equilibrio del mercado petrolero mundial.

“Están pensando en el paso de sanciones económicas y tienen que pensarlo muy bien porque Venezuela es muy importante en el equilibrio del mercado petrolero mundial, reconocido, incluso, por ellos mismos”.

Agregó que existe preocupación en una parte del sector refinador del Golfo de México, así como en la zona este de Estados Unidos, en donde Venezuela suministra una importante cantidad de crudo del tipo que México no puede suplir y cuyo abastecimiento se vería afectado por una hipotética sanción por parte de EEUU.

Ramírez señaló que la administración de Trump ha actuado de forma ilegal al imponer sanciones jurídicas y económicas a altos funcionarios del Gobirno del presidente Nicolás Maduro, incluyéndolo, pues contraviene todos los acuerdos internacionales y constituye un mecanismo de presión política que es rechazado internacionalmente.

El Gobierno de Trump ha asegurado que no descarta ninguna acción, política, económica e incluso militar, para castigar a Maduro, porque consideran que su Gobierno ha hecho todo lo posible por destruir la democracia en Venezuela.

Recientemente, se conoció que un posible próximo paso de la administración de Trump podría ser la restricción de operaciones de bonos en dólares de la estatal petrolera Pdvsa, como parte de una acción financiera contra Venezuela que no perjudique al pueblo, sino a quienes negocian con los papeles de la deuda de la República.

Venezuela, urgida de liquidez ante una profunda crisis económica que la ha sumido en un cuarto año de recesión, se le complica cada vez más negociar con los principales bancos de inversión, que rechazan hacer operaciones con el Gobierno venezolano de forma cada vez más reiterada.

FUENTE: http://www.analitica.com