jueves, 6 de julio de 2017

Condena internacional por ataque a la Asamblea Nacional venezolana

Diversos países de la región, Estados Unidos y España rechazaron los hechos registrados este miércoles en la Asamblea Nacional de Venezuela donde un grupo de chavistas irrumpió de manera violenta e hirió a varios legisladores.

Colombia

El presidente Juan Manuel Santos reiteró su llamado al diálogo a las partes para resolver la severa y violenta crisis en el vecino país.

"Nos llegan noticias nuevamente de violencia en Venezuela. En esta ocasión violencia en el templo de la democracia, que es el recinto de la Asamblea Nacional, y como demócratas tenemos que condenar esa violencia", dijo Santos.

En un comunicado, la Cancillería colombiana también hizo un llamado al gobierno de Nicolás Maduro a garantizar "la seguridad de los miembros de los poderes públicos y se respete su autonomía, establecida en la Constitución de ese país".

Quiero "hacer nuevamente un llamado a que se sienten a negociar el gobierno y la oposición para encontrar una salida pacífica, democrática" a la crisis, añadió el Mandatario colombiano.

"Si nosotros podemos poner nuestro granito de arena. lo haremos como está dispuesta toda la comunidad internacional", agregó.

EE.UU.

"Esta violencia, perpetrada durante la celebración del día de la independencia de Venezuela, es un ataque a los principios democráticos caros a los hombres y mujeres que lucharon por la independencia de Venezuela hace 206 años", dijo la portavoz del Departamento de Estado Heather Nauert en un comunicado.

La representante de la diplomacia estadounidense llamó al gobierno de Nicolás Maduro a proteger el Parlamento, asegurarse de que los heridos reciban tratamiento médico y a "llevar a los asaltantes ante la justicia". Convocó también a todas las partes a "renunciar a la violencia".

Estados Unidos, dijo Nauert, "deplora el creciente autoritarismo del gobierno venezolano y la convocatoria a una asamblea constituyente concebida para socavar las instituciones democráticas de Venezuela, incluida la Asamblea Nacional".

Washington llamó a Caracas a "mostrarse a la altura de los compromisos que asumió durante el proceso de diálogo conducido por el Vaticano, es decir convocar a elecciones libres, equitativas y creíbles, respectar la Constitución y la Asamblea Nacional, liberar de manera inmediata e incondicional a los presos políticos y responder a las necesidades humanitarias del pueblo venezolano".

España

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en un mensaje a través de Twitter, expresó su "rotunda condena al violento asalto del Parlamento de Venezuela", y afirmó que España está "con la paz, la libertad y los derechos del pueblo venezolano".
México

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) expresó en un comunicado su solidaridad con los miembros de la Asamblea Nacional, "cuya investidura debe respetarse en todo momento".

El Ejecutivo mexicano, dijo, "reitera su llamado a todas las partes para que se abstengan de realizar actos de provocación o violencia que profundicen la crisis por la que atraviesa ese país".

"Los hechos ocurridos hoy, en los que se violenta la integridad de un poder soberano, son inaceptables e inadmisibles y alejan aún más a Venezuela de la senda democrática", denunció.

La SRE recordó que "ha expresado en distintas oportunidades su preocupación por la ruptura del orden democrático que existe en ese país, donde se ha desconocido a la Asamblea Nacional y los hechos de hoy amplían esa ruptura".

"La polarización en Venezuela no puede continuar, ni la violencia puede convertirse en un recurso cotidiano. México exige el cese a la violencia y reitera la urgencia de que las partes lleven a cabo negociaciones genuinas, que conduzcan a una solución duradera para el pueblo venezolano", concluyó.

Panamá

El Gobierno de Panamá condenó "rotunda y enérgicamente" la violencia suscitada en el Parlamento e instó a establecer "con urgencia" un calendario electoral para poner fin a la crisis en ese país.

"Ante la gravedad de la situación económica, social y humanitaria en Venezuela, Panamá reitera la urgencia de establecer un calendario electoral que ponga fin a la actual crisis, que sigue incitando la violencia entre ciudadanía y Gobierno", señaló en un comunicado la Cancillería panameña.

Panamá hizo un llamado "al más estricto respeto de los principios democráticos y a anteponer el bienestar del pueblo para detener la violencia en el país",

Dicha violencia, según el Gobierno panameño, "se ha agravado con el llamado unilateral a una Asamblea Constituyente y la intención del Tribunal Supremo de Justicia de destituir a la fiscal general Luisa Ortega Díaz, por oponerse a ello".

Perú

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kucyznski, expresó en Twitter su "absoluto rechazo y condena por los inaceptables hechos de violencia.

"La crisis humanitaria y política que atraviesa Venezuela debe superarse respetando los derechos humanos y la institucionalidad democrática", enfatizó el gobernante peruano en sendos mensajes publicados en su cuenta de Twitter.

Tras el pronunciamiento del gobernante, el Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado para ratificar la condena al ataque de grupos de civiles armados.

"El Gobierno del Perú rechaza todo acto de violencia y hace un llamado a las autoridades venezolanas para que velen por la seguridad de todos sus ciudadanos y garanticen que los Poderes del Estado cumplan sus labores de manera independiente, a fin de recuperar la gobernabilidad democrática y superar la profunda crisis que vive Venezuela", enfatizó.

Chile

El Gobierno de Chile reiteró la necesidad "urgente" de un diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición.

La Cancillería expresó en un comunicado su "enérgica condena " a los hechos de violencia registrados contra la Asamblea Nacional e hizo un llamado a "respetar y cuidar todas las instituciones que sustentan el sistema democrático y la convivencia nacional de ese país hermano".

El Ministerio de Relaciones Exteriores enfatizó que, de igual manera, Chile rechaza toda manifestación de violencia contra las demás instituciones de Venezuela y reafirmó la importancia de un diálogo "creíble, directo y productivo" entre el Gobierno y los opositores.

Guatemala

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores, Guatemala expresó "su preocupación" por el incremento de actos violentos que "alteran la paz, el orden y la seguridad de Venezuela", y que acrecientan las tensiones entre las partes, obstaculizando el diálogo y la negociación.

Es por ello que hizo un llamado para que se preserven "las garantías constitucionales, el respeto al Estado de Derecho, los Derechos humanos, la gobernabilidad y seguridad ciudadana".

FUENTE: Con información de Agencias - http://www.noticiasrcn.com