jueves, 29 de junio de 2017

Presidente del TSJ explica a cuerpo diplomático gravedad perpetrado el martes

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, y el ministro para Relaciones Exteriores, Samuel Moncada, se reúnen este jueves con el cuerpo diplomático acreditado en el país para suministrar información sobre los ataques terroristas perpetrados el martes contra la sede de esta institución y del Ministerio para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz.

Durante un recorrido por las instalaciones del máximo órgano judicial, transmitido por Venezolana de Televisión, el jefe de seguridad del TSJ, Jean Carlos Standford, explicó a los 70 diplomáticos que durante dicho ataque, ejecutado por Óscar Alberto Pérez desde un helicóptero, se lanzaron cuatro granadas, de las cuales tres estallaron y una falló.

“Esas granadas estaban dirigidas a un grupo de la Guardia Nacional Bolivariana que se encontraba a en las adyacencias del TSJ y a escasos 30 metros aproximadamente estaba un centro de educación inicial donde estudian hijos de trabajadores del poder judicial. Estos artefactos pudieron estallar en esa institución que alberga niños en edades comprendidas entre seis meses y cinco años”, detalló el funcionario.

Este miércoles, las autoridades venezolanas activaron medidas de seguridad ante los ataques contra las sedes del TSJ y el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, en el centro de Caracas, efectuados desde un helicóptero hurtado al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

La unidad, modelo Airbus Volcom, modelo 105, siglas CICPC02, fue sacada ilegalmente de la base aérea Generalísimo Francisco de Miranda, en La Carlota, en el este de la capital, por parte de Óscar Alberto Pérez, quien para cometer los atentados se valió de su condición de inspector adscrito a la división de Transporte Aéreo de la policía científica; además, mantiene vínculos con la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) y con un exministro venezolano, quien reconoció mantener sus contactos con la agencia secreta estadounidense.

Pérez sobrevoló, primero, la sede del ministerio y efectuó 15 disparos, mientras allí se encontraban 80 personas que participaban en un acto en conmemoración del Día del Periodista. Posteriormente, el helicóptero se dirigió al TSJ —donde sesionaban magistrados de la Sala Constitucional y un grupo de trabajadores permanecía en sus oficinas—, efectuó otros disparos y lanzó al menos cuatro granadas de origen colombiano y de fabricación israelí. Una de ellas no estalló y fue colectada.

El Gobierno Bolivariano denunció que estos hechos forman parte de una ofensiva insurreccional adelantada por factores extremistas de la derecha venezolana, con apoyo de gobiernos y poderes extranjeros, con la pretensión de derrocar el Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro.

FUENTE: Agencias - http://www.correodelorinoco.gob.ve