jueves, 22 de junio de 2017

Embajador Mario Isea denuncia férrea injerencia de España en Venezuela

No creo que ningún tema interno o europeo tenga tanta presencia en las Cortes Generales (parlamento bicameral español) como la situación venezolana, subrayó Isea durante una rueda de prensa ofrecida en la embajada de Caracas. A una pregunta de Prensa Latina, el diplomático respondió que, en lo que va de esta legislatura -iniciada en noviembre último-, en las Cortes se aprobaron 71 iniciativas parlamentarias contra la República Bolivariana.

Detalló que, en apenas siete meses, el Congreso de los Diputados (Cámara baja) dio luz verde a 51 propuestas contrarias al gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro, mientras el resto de las resoluciones fueron avaladas por el Senado (Cámara alta).

Desempolvan proposiciones antiguas y vuelven a llevarlas al parlamento, dijo el embajador, tras insistir en que el acontecer de su país aparece más en la política nacional que los asuntos que preocupan a los españoles.

A su juicio, se trata de un mecanismo para evadir la discusión de sus propios problemas.

El diplomático opinó que todas esas iniciativas legislativas se inscriben en la cruzada promovida desde sectores de la derecha española, que representan -aseveró- los intereses de Estados Unidos y sus aliados en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Sin el estímulo internacional no habría violencia en Venezuela, afirmó Isea, quien enmarcó un reciente artículo de Rajoy en la prensa y las declaraciones de un funcionario español ante una reunión de la OEA dentro de esas actitudes injerencistas.

En infinidad de ocasiones hemos reclamado al gobierno de España por estas intromisiones continuas en nuestros asuntos internos, que contrastan con nuestra diplomacia de paz y de respeto a la soberanía, recordó.

Posiciones que, enfatizó, contradicen los llamados al diálogo del ejecutivo de Maduro y la convocatoria a una Asamblea Constituyente, como una salida democrática, pacífica y constitucional para situaciones de crisis.

Según su criterio, la oposición venezolana, que desde 2013 exigió el establecimiento de esa Constituyente, ahora la rechaza porque no le interesa llegar al poder por la vía electoral, sino mediante un golpe de fuerza.

Simplemente no quieren presentar a la gente su modelo político y social y apuestan por la violencia callejera para buscar a toda costa una intervención en nuestro país, denunció.

El embajador profundizó en las prácticas de manipulación mediática aplicadas por ciertos medios de comunicación españoles y europeos, con la fabricación de escenarios de represión utilizando imágenes violentas de otros países y atribuyéndoselas a Venezuela.

Cuando asesinan a un periodista en México o se registran protestas en Brasil contra la administración de Michel Temer hablan de Venezuela, ironizó Isea.

Llamó la atención al hecho de que sean los gobiernos de esos dos países, con los mayores índices de desigualdad en el continente, sospechas de corrupción y asesinatos contra periodistas, los más beligerantes con el proceso bolivariano en el seno de la OEA.

Respecto a las guarimbas (protestas violentas opositoras) aclaró que no son manifestantes inocentes, usan equipos sofisticados y emplean técnicas descritas en los manuales de guerra del Departamento norteamericano de Estado.

FUENTE: Prensa Latina - http://www.tercerainformacion.es