martes, 30 de mayo de 2017

(Zulia) ‘Intentaron borrar huellas del arrollamiento de Paúl’

Una ‘radiografía’ completa se le ha practicado, en cuatro días, a la camioneta Toyota Hilux, blanca, con la que se arrolló a Paúl Moreno. Experticias que establecieron que, los propietarios del rústico, quisieron ‘ocultar’ los daños que sufrió el vehículo, en la avenida Fuerzas Armadas, el jueves 18.

A la camioneta, placas A90AU1L, “le cambiaron piezas del tren delantero y de la carrocerías”, informaron, ayer, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Los especialistas han sometido al vehículo a toda clase de pruebas. “Incluso, se hallaron rastros de sangre”, comentaron detectives.

Las piezas que se le cambiaron a la Hilux también están siendo sometidas a experticias. “Las dejaron en la casa de la urbanización Los Olivos donde escondieron la camioneta”, agregaron efectivos.

“El vehículo sufrió daños cuando superó la isla, se produjo el arrollamiento y siguió. La isla es un obstáculo de cerca de 30 centímetros de alto, fabricado en concreto, un material duro.

A la velocidad a la que iba el carro, se produce fractura en partes mecánicas del tren delantero. La doble tracción hay que aplicarla con anticipación”, explica Jaime Gutiérrez, un especialista en suspensión consultado.

Los detectives del Cicpc y el Ministerio Público alistan más elementos que presentarán ante el Tribunal Sexto de Control del Zulia, el juzgado en el que recayó —por sorteo ordinario— el expediente que lleva los nombres de Omar Andrés Barrios Rojas y su novia, Liz Mary Hernández Paredes. “La audiencia prevista para hoy (sábado) fue diferida”, informaron fuentes de Tribunales, el fin de semana.

Ambos permanecen en la sede del Eje de Homicidios del cuerpo detectivesco en el estado Zulia. “Están en los calabozos por orden del tribunal”.

La nueva cita ante la justicia es hoy. “Serán trasladados a la sede de los Tribunales Penales, en el centro de la ciudad, pero no está definida la hora”, informó un detective.

Sus familiares han estado pendientes de los dos jóvenes. Llevan 96 horas detenidos. “Los visitaron el domingo”, trascendió.

Barrios y Hernández tienen, de momento, defensores públicos. Pero, las familias “preparan la defensa con un bufete destacado en la región”, trascendió por fuentes judiciales.

Omar Barrios padre visitó el Cicpc el domingo, rodeado de escoltas. “Salió de igual forma para evitar ser abordado por la prensa”.

La decisión de nombrar un equipo de defensores privados no extraña. Barrios es un empresario exitoso, con negocios en el Oeste de Maracaibo. “Representa, además, varias marcas de productos de consumo masivo como distribuidor exclusivo al mayor en el occidente del país”, señala una fuente, una exempleada.

La investigación del caso la lleva el Fiscal Cuarto del Zulia, Israel Vargas. Lo designaron apenas se confirmó que Paúl Moreno Camacho había muerto en el Hospital Adolfo Pons, dos kilómetros más allá de donde fue arrollado.

La tarde del 18 de mayo, Paúl Moreno junto a amigos y compañeros del grupo Cruz Verde —estudiantes de Medicina que atienden a afectados en manifestaciones— estaban sentados en la isla de la avenida Fuerzas Armadas, muy cerca del semáforo de la calle 45.

“Barrios ha insistido en que intentó pasar la barricada y no habría visto a Paúl”, agregaron, ayer, fuentes del Cicpc. Llevó entonces la Hilux a la casa de su madre, en la urbanización Los Olivos. Una semana transcurrió desde la muerte hasta el hallazgo de la Hilux y las detenciones.

FUENTE: R. Uzcátegui / A. Mendoza - http://www.panorama.com.ve