lunes, 22 de mayo de 2017

Entre flores y lágrimas sepultaron a Paúl Moreno

Este sábado en el cementerio San José, ubicado en Maracaibo, fue sepultado el estudiante de quinto año de Medicina de la Universidad del Zulia, Paúl René Moreno Camacho, quien fue arrollado el pasado jueves durante una manifestación opositora en la avenida Fuerzas Armadas de la capital zuliana.
Este sábado llovieron flores, lágrimas y la voluntad de no dejar las calles sobre el ataúd de Paúl René Moreno Camacho, médico cirujano post mortem; título otorgado por la Facultad de Medicina al joven luchador e incansable. Una multitud de parientes, de amigos, vecinos, compañeros de estudios, profesores, dirigentes estudiantiles y políticos, despidió al voluntario de la Cruz Verde.

“Que la sangre de mi hermano sirva para fertilizar el suelo de la nueva Venezuela que debe comenzar a nacer”, clamó entre lágrimas el periodista Carlos Moreno, quien viajó desde Europa más de 12 horas para dar el último mensaje al “consentido de mamá”. La intervención de los Moreno levantó consignas.

“Los quiero como mis hijos. Se ganaron todos una madre. No nos cansemos. Apaguemos esa cocina, dejemos ese lampazo, vamos a la calle. Tenemos el amor de Dios que no descansa. No podemos cansarnos, no lo vamos a permitir. Estamos luchando contra poderes feos, satánicos. Lo vamos a combatir con el amor de Dios”, dijo con firmeza, Marlene Camacho, madre del joven.

“Yo no puedo pedir hoy aquí justicia a quien ha sido el arquitecto de la impunidad ni el productor en masa de dolor y llanto. No. La justicia divina sí es perfecta”, reflexionó Carlos Moreno, mirando la fosa donde dejaría de ver a Paul. El himno nacional de Venezuela, Gloria al Bravo Pueblo, se cantó repetidamente, publicó La Verdad.

Después de despedir a su hijo en la capilla velatoria este sábado, la madre del joven salió con una gran bandera de Venezuela para entonar el himno nacional en medio del dolor más intenso de su vida.
FUENTE: Agencias - http://elcooperante.com