viernes, 19 de mayo de 2017

EE.UU. congela bienes de magistrados venezolanos

El Departamento del Tesoro EE. UU. impuso sanciones económicas al presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, Maikel Moreno, y a siete magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema por “usurpar la autoridad” de la Asamblea Nacional.

La nuevas sanciones se dan tras varias semanas de protestas desencadenadas por la orden del TSJ de privar de todas sus funciones a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición al presidente del país, Nicolás Maduro.

“El pueblo venezolano está sufriendo por el colapso económico provocado por la mala gestión y la corrupción de su Gobierno. Los miembros del Tribunal Supremo de Justicia han exacerbado la situación al interferir con la autoridad del Legislativo”, indicó en un comunicado el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

“Por medio de estas sanciones, los Estados Unidos apoyan al pueblo venezolano en sus esfuerzos para proteger y promover un Gobierno democrático en el país”, añadió el Mnuchin, bajo cuyo control se encuentra la Oficina de Control de Control de Activos Extranjeros (OFAC), que impone las sanciones.

Maikel Moreno se convirtió en el magistrado jefe del Supremo venezolano en febrero de este año. Los otros incluidos en las sanciones, que congela bienes dentro de la jurisdicción estadounidenses y prohíbe transacciones financieras, son los magistrados de la Sala Constitucional del TSJ Luis Fernando Damiani, Arcadio Delgado, Gladys Gutiérrez, Juan José Mendoza, Calixto Ortega, Lourdes Suárez y Carmen Zuleta.

TRUMP REACCIONA

Las sanciones de la OFAC se dan después qu el presidente de EE. UU., Donald Trump, dijera que hará “lo que sea necesario” en cooperación con otros países del continente para “arreglar” la situación humanitaria en Venezuela, que consideró una “desgracia para la humanidad” de unas dimensiones que no se habían visto “en décadas”.

“Haremos lo que sea necesario, trabajaremos con otros (países) para hacer lo que sea necesario para ayudar a arreglar eso (la crisis económica y humanitaria en Venezuela)”, dijo Trump durante una conferencia de prensa conjunta después de reunirse con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, en la Casa Blanca.

Trump aseguró que “desde el punto de vista humanitario, (lo de Venezuela) es algo que no hemos visto en bastante tiempo”, y más tarde dijo que no había visto “un problema así en décadas”.

Añadió que había hablado con Santos sobre Venezuela durante su reunión en el Despacho Oval, y que ambos habían comentado que ese país solía ser “muy, muy rico” y lamentó que ahora esté “golpeado por la pobreza”.

“Lo han gestionado increíblemente mal durante bastante tiempo”, indicó Trump, y confió en que la situación pueda mejorar y el país pueda “usar los recursos” de los que dispone, “porque ahora mismo lo que está pasando es verdaderamente una desgracia para la humanidad”.

“Una Venezuela estable y pacífica está en el interés de todo el hemisferio. Estados Unidos está del lado de todos quienes desean ser libres en nuestro gran continente”, agregó el mandatario.
IMPIDEN VIAJE DE CAPRILES

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, consideró “inaceptable” que se impidiera el viaje del líder opositor venezolano Henrique Capriles a la ONU en Nueva York con la retención de su pasaporte.

“Inaceptable se retenga pasaporte y se impida viaje a @hcapriles. Otra flagrante violación de DDHH en #Venezuela”, escribió Almagro en su cuenta de Twitter, sin añadir nada más al respecto.

El excandidato presidencial venezolano Henrique Capriles, denunció que su pasaporte fue retenido por funcionarios de inmigración en el aeropuerto de Caracas, desde donde tenía previsto viajar a Nueva York para reunirse con el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

“Me lo robaron en inmigración, porque así es que se le puede calificar, ya estoy fuera del área de inmigración, lamentablemente, a todas las personas en ONU, no he podido viajar, no voy a poder asistir a la reunión con el Alto Comisionado para los Derechos Humanos”, dijo Capriles en un video que publicó en su cuenta de Twitter.

Tras salir del aeropuerto, Capriles, se sumó a la marcha de miles de opositores que pretendían llegar al Ministerio del Interior, en el centro de Caracas, pero fueron bloqueados por las fuerzas de seguridad en la principal autopista de Caracas.

Desde tanquetas blindadas, militares y policías lanzaron bombas lacrimógenas contra los manifestantes, algunos de los cuales, encapuchados, con escudos improvisados y máscaras antigases, les respondieron con cócteles molotov y piedras.

Aunque la violencia aumenta, los opositores insisten en marchar y prevén para el sábado una gran movilización en todo el país. “Nos reprimen inútilmente, la gente va a seguir resistiendo. Cada día en la calle es un día menos de Nicolás Maduro en el poder, sigamos hasta vencer a la dictadura”, dijo en la marcha el vicepresidente del legislativo Freddy Guevara, con un casco pintado con los colores de Venezuela.

La “represión” en las protestas contra Maduro, dejan 45 muertos desde el 1 de abril, según el último balance dado por la Fiscalía.

FUENTE: Con información de EFE - http://www.elnuevodiario.com.ni