miércoles, 31 de mayo de 2017

(Anzoátegui) Familiares y amigos dieron el último adiós a César Pereira

Desde tempranas horas de la mañana de ayer, vecinos, amigos, estudiantes y dirigentes nacionales acudieron a la funeraria Vallés, en Barcelona, para despedir a César Pereira, quien murió este domingo tras ser impactado el día anterior por un proyectil en una manifestación en Lechería.
La tristeza y el llanto embargaron a quienes acudieron a dar el último adiós a este joven, de 21 años, que era activista de Voluntad Popular (VP).

La mayoría de los que observaron a César en el ataúd no pudieron contener las lágrimas y sus rostros expresaban incredulidad.

El coordinador nacional encargado de VP y vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, y el también dirigente de la tolda naranja Juan Guaidó asistieron al acto de despedida de Pereira.

“Estamos aquí para compartir el dolor con los familiares de este joven que fue asesinado por la dictadura, por un delincuente que tenía uniforme de la policía del estado. Si Nelson Moreno y el director de la policía lo encubren, serán cómplices”. Aseguró que mientras más reprimidos sean en las protestas, más veces saldrán a la calle para lograr el cambio.

Tanto Guevara como Guaidó enviaron un mensaje a quienes integran la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb).

“O siguen siendo cómplices o se ponen del lado de la Constitución. No sean tontos útiles de la dictadura”. Agregó que la muerte de más de 60 jóvenes en protesta no será en vano.

Cerca de las 12:00 del día llegaron al sitio otros amigos de Pereira y dirigentes, quienes venían marchando desde la pasarela de Boyacá. Frente a la funeraria hicieron un minuto de silencio y luego cantaron el Himno Nacional.

Después colocaron una canción llamada “One of us” y bailaron para recordar al joven asesinado, pues según ellos, esta era su favorita. “Él era muy alegre y su sueño era ir a una Partai (festival de música electrónica)”, dijo su amiga Ana Pérez.

Pasada la 1:00 pm, el cuerpo de Pereira fue llevado al Cementerio Metropolitano de Barcelona, donde le dieron el último adiós.

Acusación

El gobernador de Anzoátegui, Nelson Moreno, acusó al alcalde de Urbaneja, Gustavo Marcano, de haber pagado Bs 1 millón 500 mil por el mortero que fue lanzado por unos manifestantes contra un grupo de efectivos de seguridad en la protesta realizada en el Peñón del Faro el pasado sábado, donde resultaron heridos ocho funcionarios.

Pidió a la Contraloría General de la República y al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) que abran una averiguación, a través de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, sobre el mandatario de Urbaneja y los empresarios de Lechería, a fin de constatar que en la jurisdicción se está “financiando terroristas”.

FUENTE: J. Bermúdez/ D. Figueroa / M. Reyes / G. Guevara - http://eltiempo.com.ve