lunes, 3 de abril de 2017

Falleció recién nacida que encontraron con vida en morgue de Anzoátegui

Tras diez horas de agonía y una larga espera en la Sala de Cuidados Neonatales del Hospital Luis Razetti de Barcelona, en Anzoátegui, Juán Guzmán, fue notificado, por segunda vez, que su hija había fallecido.
La esposa de Guzmán había dado a luz a su segunda hija en un Hospital de Peñalver, en la zona oeste de la entidad, de donde la remitieron al principal centro asistencial capitalino de Barcelona, para que le prestaran atención especializada a la pequeña, quien nació de 23 semanas de gestación y pesó 495 gramos.

“Cinco horas después de su nacimiento me anuncian que había fallecido, cuando estoy haciendo el trámite para retirar el cadáver me entero que mi hija estaba viva y llorando sobre una camilla en la morgue. Me moví para que la llevaran de nuevo al área de Neonatología donde la estabilizaron, pero al día siguiente murió”.

Esta fue la odisea, horas de angustia y desasosiego que vivieron el funcionario de Polipeñalver Juan Guzmán y el ama de casa Marialis Ibimas, quienes ahora piden que se haga justicia por el hecho y exigen cárcel para los galenos que estaban de guardia ese día.

Guzmán explicó que siempre estuvo consciente de que su hija era prematura, pero los médicos que la revisaban aseguraban que estaba estable.

“Yo podría pensar que por flojera a atenderla la declararon muerta, pero mi bebé lucho para hacer saber que aún tenía signos vitales, claro que sabrá Dios cuantos golpes llevó en el traslado a la morgue y lo que la afectó permanecer por varias horas expuesta en el frío ambiente del anfiteatro forense, donde el hedor de formol invade cada una de sus áreas”.

Para el funcionario policial, existe responsabilidad por parte de los médicos que la recibieron en el área de Neonatología.

Marialis fue dada de alta y su esposo juró acudir a la sede del Ministerio Público en Puerto La Cruz, para hacer la denuncia formal del suceso, por lo que pidió a las autoridades que le presten la atención que el caso merece.

FUENTE: Giovanna Pellicani - https://elpitazo.com