martes, 4 de abril de 2017

Comercios anzoatiguenses cierran temprano por inseguridad y ventas bajas

Robos, hurtos y bajas ventas son los motivos que han tenido los comerciantes de Barcelona y Puerto La Cruz para cerrar sus tiendas antes de que caiga la noche. Franklyn Ramírez, encargado de la Surtidora Shangai, ubicada en la calle Maturín de la capital del municipio Bolívar, refirió que hace unos años trabajaba desde las 7:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde, pero ahora, por la inseguridad, su horario es de 8:00 am a 4:00 pm.

El vicepresidente de la Cámara de Comercio de esa jurisdicción, Bachar Kobrosly, indicó que desde hace poco más de un año han aumentado los niveles de delincuencia en Barcelona.

Explicó que hace dos semanas se implementó un sistema de cámaras en varios puntos de la jurisdicción para el registro de robos y hurtos. Sin embargo, los vendedores tienen dudas de que la medida funcione.

“De nada sirve que pongan cámaras y que no haya monitoreo. La Alcaldía de Bolívar nos dijo que ya hay una oficina con pantallas conectadas al circuito y que los funcionarios de Polibolívar harán el seguimiento a personas sospechosas. Esperamos que funcione”.

Decisiones erradas

En la calle Bolívar, el alcalde Guillermo Martínez mandó a construir obstáculos de concreto hace un año, lo que ha generado el incremento de robos en los locales comerciales establecidos en esa vía, explicó Kobrosly.

“Los dueños de los negocios de esa calle se han quejado porque las ventas han bajado debido a que los muros impiden el paso de vehículos. Además, eso representa una oportunidad para los ladrones”.

En el bulevar 5 de Julio, el empleado de la panadería Joa’s Café, Giovanni Infantino, dijo que en los últimos meses se ha observado que niños y jóvenes, con edades entre los 8 y 16 años, son los que cometen los atracos.

“Hace un par de días, a eso de las 9:00 de la mañana, le arrebataron el teléfono a una muchacha por la calle Bolívar y un señor nos dijo que, al parecer, fueron unos niñitos”.

Ventas bajas

Uno de los principales motivos por los que los comerciantes del centro de Puerto La Cruz cierran la santamaría antes de que anochezca, son las bajas ventas.

Los encargados de tiendas ubicadas en la calle Sucre de la ciudad porteña coinciden en que la situación económica no les permite trabajar más allá de las 6:00 pm.

Hasaan Bzeih indicó que la hora de cerrar su tienda de ropa es a las 6:00 pm, porque ya no hay quién compre. Destacó que el lugar es un poco inseguro. “No se puede confiar en ningún cliente”, dijo.

José Darwin, quien también expende ropa, explicó que anteriormente cerraba a las 7:00 pm porque hasta esa hora había buenas ventas.

“Ahora la cosa no está buena”, manifestó.

En la calle Libertad, la cajera de una zapatería dijo que el horario de cierre varía entre 6:00 y 6:30 de la tarde, por lo inseguro del lugar.

Mencionó que cuando cierran temprano, aún hay clientela en la tienda.

FUENTE: Grisnel Guevara / Angélica Marín - http://eltiempo.com.ve