miércoles, 15 de marzo de 2017

Maltrato animal: La inhumana venta de monos en mercado de Zulia

En el mercado de Las Pulgas, en Maracaibo, los transeúntes que se desplazan en busca de comida se encuentran con un hallazgo particular que ha llamado la atención en los últimos días: la venta de monos que permanecen en cautiverio en plena luz del día.
Un trabajo especial realizado por el diario Qué Pasa, se adentró en el lugar tras el hallar el cadáver de un mono araguato tirado en la isla que se encuentra frente al centro comercial Plaza Lago, en la avenida Libertador, a 30 metros de una parada de autobús.

El cuerpo del primate que estuvo en plena vía pública, según relato de trabajadores informales presentaba una serie de marcas similares a la lechina de los humanos, y en su rostro se podría apreciar la expresión de dolor de la agonía que sufrió antes de morir.

La unidad de zoonosis de la Alcaldía de Maracaibo, hizo acto de presencia para llevarse el cuerpo y establecer las causas de la muerte del mono de las que se cree sería por algún padecimiento o virus transmisible a los humanos, así como el maltrato por parte de humanos.

La investigación se basó en la procedencia del animal que tenía un pañal desechable puesto, lo que indicaba que estaba domesticado.

Arianna Sotomayor vendedora de gomas en los alrededores de Plaza Lago, indicó que el mono había amanecido muerto, ya que ellos llegaron a las seis de la mañana y ya estaba ahí. Otro comerciante, que prefirió no identificarse, denunció que en los últimos dos fines de semana, traficantes de animales silvestres se encontraban en la avenida ofreciendo la especie de monos de forma descarada.

También dijo que, desde hace meses el aumento de la presencia de estos monos para ser comercializados en el mercado ha sido notorio.

La investigación se adentró al final del populoso mercado, comprobando que efectivamente, se vende, no sólo este tipo de primates, sino toda clase de animales domésticos, de granja y silvestres. Lo que más abundan son aves, expuestas sin las más mínimas normas de higiene y seguridad, sin cumplir con los protocolos de vacunación básicos. Todo esto ocurre frente a la mirada de efectivos del Cpbez y la Guardia Nacional Bolivariana.

Esta realidad expone como el mercado de Las Pulgas se ha convertido en un centro de contrabando de medicinas adulterados. En varios reportajes de los periodistas de la región han denunciado varios hechos irregulares que se presentan en el mercado.

También se están realizando actos atroces con la vida silvestre y el tráfico y venta de estos animales para ser empleados como mascotas y en frente de las autoridades sin que nadie diga nada.

El presidente del Instituto Municipal de Ambiente (IMA), Javier Alarcón, alegó que estos hechos no tenían competencia directa con su organización, a pesar de que el mercado se encuentra el la jurisdicción del organismo, pero exigió a los entes competentes a avocarse a darle solución a esta realidad, reseñó el trabajo.

El general Rubén Ramírez Cáceres, director de Polimaracaibo, se refirió al caso: “Estas situaciones, el recoger el cadáver y la venta de estos animales no es de nuestra competencia”, cuando se le preguntó por las funciones específicamente la de la unidad de ambiente aseguraron que “sigue funcionando” pero que para actuar necesitan denuncias especificas, relacionadas con la posesión de especies y qué delito representan.

El general también indicó que los denunciantes pueden hacerlo por el número 911 o ir a las oficinas de la Policía Municipal, en la Vereda del Lago en Maracaibo. “Luego de la denuncia los funcionarios deben aprehender a los dueños de estos animales y ponerlos a la orden de la Fiscalía, y el animal debe pasar al zoológico para su cuido y posterior liberación en su hábitat natural”, señaló, no sin antes indicar que la Guardería Ambiental de la Guardia Nacional Bolivariana son los encargados de evitar el comercio de las especies silvestres.

También intentaron comunicarse con el comando de la Guardia Nacional Bolivariana en el Zulia, vía telefónica, pero no obtuvieron respuesta satisfactoria. Aún esperan comunicarse con el cuerpo de seguridad para hacerle las preguntas correspondientes.

La directora de Salud Municipal de Maracaibo, doctora Janine Perozo, vio con asombro y preocupación el comercio de todas las especies salvajes que se comercializan en el lugar. “Lo primero es crear conciencia del caso, estos animales, incluyendo las aves silvestres, no son para que vivan en la ciudad, amarrados o encarcelados y con todos los contaminantes y condiciones ambientales propias de una urbe, que se alejan mucho de sus hábitat salvajes y frescos, esto constituye de por sí un maltrato animal”, declaró.

Los segundo que declaró fue que, desde el punto de vista epidemiológico, se pueden convertir en focos múltiples de enfermedades, sobre todo por los primates. Estos animales generalmente mueren jóvenes porque la alimentación no es la correcta, porque enferman de fiebre, diarrea entre otras enfermedades, así como también ellos pueden contagiar a los humanos con otros virus.

Otro punto preocupante es la presencia de estos animales en los hogares, como se muestra en las fotos, ya que es un mono adulto y tiene más de cinco años viviendo en el sector Los Haticos. Su dueña, que prefirió no ser identificada, dijo que el animales feliz aunque él debería estar en su hábitat, que es en la Sierra de Perijá, y no en una casa.

El mono araguato vive en lugares con vegetación alta, densa y multiestratificada o no, habitando bosques nublados, siempre verdes. En ocasiones se les ve en bosques secundarios e intervenidos, son arborícolas y diurnos, alimentándose de hojas, flores, frutos maduros e inmaduros de la región en la Sierra de Perijá. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Brian Segura - http://www.caraotadigital.net