jueves, 30 de marzo de 2017

El esquiador venezolano Adrián Solano está en México para firmar contrato para película

Uno de los venezolanos más criticados del deporte en lo que va de año. “El peor esquiador del mundo”, Adrian Solano, revela a PANORAMA todas las ofertas que tiene luego de ubicarse en el último lugar el Mundial de esquí en Finlandia, entre ellas una película biográfica, por eso está en México para firmar el contrato.

“Me pidieron que no revelara detalles de la empresa ni nada”, afirma. “Me van a gestionar las visas estadounidense y canadiense. Tienen muchos planes para mí”.

Todo se genera tras sus caídas sobre los esquís y su fama repentina. Acepta que le perjudicó no haber conocido la nieve tras su deportación de Francia “pero fue lo mejor porque mi mamá siempre ha dicho que las cosas pasan por una razón y si hubiera entrenado ese mes, quizás ni me caigo, continúo mi carrera y hubiera pasado desapercibido, sin las oportunidades que ahora tengo. Logré cosas buenas tras haberme caído. Yo haría todo igual, no cambiaría nada”.

Adriansolano.com es otra de esas oportunidades. “Es una fundación que lleva mi nombre en Finlandia para los pequeños esquiadores de ese país, esperamos que vaya creciendo en otros países, incluyendo Venezuela”.

En esa página venden gorros para la nieve a 20 euros cada uno.

Entre otras ofertas, también tiene invitaciones para entrenar y vivir en el extranjero. “Tengo propuestas de tres países, entre ellos Finlandia, allá están organizando campamentos de un mes donde van a enseñar a esquiar a los jóvenes, allí voy a participar. Aún se están concretando los detalles del lugar y las fechas exactas. También me están ofreciendo vivir allá”.

Sabe que debe mejorar en el esquí.

“Ahora me toca entrenar fuerte. Mi meta es practicar full porque quisiera asistir a la misma competencia que fui este año. Y vienen más cosas. Pero si yo me hubiese quedado en mi casa llorando porque no pude entrenar en Suecia, no hubiera sucedido nada de esto”.

Muchos de aquellos que lo señalaban han cambiado de opinión. “La crítica es que supuestamente yo soy un enchufado porque muchos medios de comunicación y redes (sociales) difundieron que yo estaba actualmente involucrado con el gobierno, que a mí me estaban patrocinando todo, que se habían gastado 40.000 dólares en mí, cuando eso es totalmente falso, a mí el ejecutivo nacional no me dio ni el pasaje”.

El líder del esquí en Venezuela, César Baena, fue quien lo convenció de sumarse a esta disciplina deportiva.

“Con toda la situación que estamos viviendo en Venezuela, ya yo había perdido las esperanzas de lograr algo, aunque quería lograr algo. Cuando yo conozco a César Baena encuentro esa nueva motivación y ganas de luchar, él ha sido una persona que realmente creyó en mí y yo me siento muy agradecido con él”, expone. “Hace como un año y tres meses lo conocí, Él estaba en un congreso con estudiantes de liceo porque yo a los 15 años, mientras estuve en el liceo, dirigí la Organización Bolivariana Estudiantil (OBE), me invitaron a un reencuentro y yo me siento orgulloso de haber formado parte de esa organización. Allí César invitó a todos los jóvenes a entrenar en este deporte y el único loco, como dice mi mamá, que decidió participar fui yo”.

Admite que cambió de opinión. “La organización es del proceso revolucionario, pertenecí a ella cuando tenía 15 años, las realidades en Venezuela siete años después, a mis 22 años son distintas, los pensamientos cambian. Todo es diferente. Pero eso es parte de mi vida”.

Fue chavista pero ya no se identifica como tal.

“Soy deportista, ahora la política es un ámbito que realmente no me gusta tocar, pues así como todos los venezolanos tienen sus principios e ideologías, se les respeta. Yo no me involucraría con ninguna parte de la política de Venezuela puesto que ellos están bien y nosotros peleamos por conseguir las cosas (...) Creo que aún aparezco registrado en el partido porque uno no se sale o no sé como quitar la inscripción de allí; no soy militante activo de ninguna organización”.

Según relata pudo viajar a Finlandia gracias a la donación de los habitantes de ese país quienes reunieron 4.365 euros con la iniciativa del agente deportivo y conductor de televisión, Aleksi Valavuori, “conmigo allá se gastaron 2.300, el resto lo doné a dos competidores finlandeses que quedaron en sexto y octavo lugar (...) Me fui sin un euro y regresé sin un euro porque yo pensé que debía retribuir lo que ellos habían hecho por mí”.

Solano, nacido en Maracay, refiere que cuando cuenta su versión la gente cambia por completo su trato hacia él.

“Ven el lado positivo, que yo me atreví a hacer algo y no le paré a nada para lograrlo”, comenta. “Ya por lo menos hay mucha gente que me ha escrito para pedirme disculpas, por los malos comentarios, no sabían la realidad de todo”.

Ni piensa en los Juegos Olímpicos de Invierno 2018. “Para eso se necesita mucha preparación y trabajo”.

Hasta 30 veces se cayó en su primera competencia en la nieve, cinco en la segunda jornada.

De cualquier manera, ya no le importa caerse.

FUENTE: Liber Nan - http://www.panorama.com.ve