jueves, 2 de febrero de 2017

Murió niña de tres años al consumir yuca amarga en Anzoátegui

Una niña de tres años falleció luego de consumir yuca amarga que había salcochado su madre para el almuerzo del miércoles. El hecho ocurrió en la población de El Rincón, ubicada en la zona rural del municipio Sotillo, en el estado Anzoátegui.

La pequeña era la segunda de los tres hijos que tuvo Osmarys Pérez (22), quien contó que había adquirido la raíz en una venta de verdura y hortalizas que estaba cerca de su hogar.

El tubérculo había sido el almuerzo de Osmarys y sus tres hijas de 2, 3 y 7 años de edad, pero sólo una de ellas resultó afectada.

Dos horas después de haber consumido la yuca, Pérez observó que su hija vomitaba constantemente y la notó con debilidad, por lo que la llevó al hospital de niños Doctor Tobías Guevara de Barcelona, donde falleció.

En el centro asistencial también examinaron a las pequeñas de 2 y 7 años de edad, pero estas no presentaban síntomas de intoxicación.

Más víctimas

Con ésta suman cuatro las muertes por consumo del tubérculo en el estado Anzoátegui; la primera víctima fatal se registró el domingo 8 de enero en la población de San Tomé, zona sur de la entidad. Allí perdió la vida un niño de dos años luego de comer del casabe que le dieron sus padres.

La segunda muerte se registró en la zona rural del municipio Bolívar, específicamente en la población de Bergantín. Se trató de una niña de tres años que consumió el tubérculo que un tío había hurtado de un fundo cercano a su hogar.

Dos días después, una tercera muerte enlutó a la zona sur de Anzoátegui, cuando un pequeño de cinco años consumió yuca salcochada.

La hija de Osmary pasa a engrosar la lista de víctimas por el consumo de dicha raíz que, según han contado algunos expertos toxicólogos como María Farías, “ocurren por el hambre que se agudiza en las zonas rurales del estado Anzoátegui, donde siembran el tubérculo y luego no lo saben diferenciar”.

Al respecto, Stalyn Fuente, director de Salud Pública de la entidad, informó hace una semana que iban a activar un programa de orientación en las comunidades rurales, además de supervisión y sanción a quienes expendan dicha raíz sin ningún tipo de permisología, pero hasta la fecha no se ha observado el resultado de la labor.

FUENTE: Giovanna Pellicani - https://elpitazo.com