miércoles, 11 de enero de 2017

Reportaje: “Epidemia” de fugas en los calabozos zulianos

Cada vez más frecuentes se han vuelto las evasiones de los reos detenidos en los centros policiales del Zulia. Nueve fugas trascendieron durante el 2016, y en los primeros días del 2017, ya ocurrió la primera evasión.
Apenas el primero de enero, luego del cañonazo, se escaparon tres delincuentes de los calabozos de la comandancia del Cpbez en Ambrosio, en Cabimas. Todavía no se ha dado con el paradero de los criminales.

En el 2016, las evasiones no empezaron tan pronto, pero de abril no pasaron. La primera fue el 7 de ese mes en el Retén de Cabimas. Dieciocho reos se dieron a la fuga, de los cuales tres eran conocidos como “pranes”, entre ellos: Adrián José Rodríguez Gudiño, Sleitter José Leal Gutiérrez y Alexander Antonio Raga Barrientos. Al menos diez meses llevan huyendo de la justicia 12 reos de ese grupo, cinco cayeron abatidos y uno fue recapturado.

El secretario de Seguridad y Orden Público de Zulia, comisario Biagio Parisi, informó que: “El 30% de los evadidos del 2016 ha caído abatidos. El otro 15% ha sido recapturado”. Siendo así, más de la mitad de los prófugos siguen sin recaptura. El registro evidencia, entonces, que 12 han caído abatidos, cuatro han sido recapturados y uno fue hallado muerto; 42 siguen en las calles, según las estadísticas del año pasado.

A solo seis días, del primer escape del 2016, la segunda fuga ocurrió el 13 de abril, en las celdas del calabozo de Polisur, municipio San Francisco. Diez detenidos se sumaron a la lista de evadidos. Hasta ahora nueve siguen prófugos, uno fue hallado muerto. Tres funcionarios policiales fueron detenidos y puestos bajo investigación por su presunta participación en la evasión.

Con respecto a la responsabilidad de los entes policiales que se encuentran a cargo de los centros de detención, el comandante de la misión A Toda Vida Venezuela, G/B, Luis Morales Guerrero, aseguró que: “En las unidades de reclusión del estado Zulia donde se han cometido estos hechos, los efectivos que estén realizando la custodia son puestos a la orden del Ministerio Público. De ahí se determina su responsabilidad en el caso, y de igual manera se abre una investigación administrativa para determinar su permanencia en el centro de retención”.

Tres meses más tarde, el 11 de julio, cuatro presos escaparon del Centro de Coordinación policial Polipulgar. Entre ellos un menor de edad solicitado por homicidio. Dos de los fugados fueron recapturados días más tarde.
En la cadena de huídas, el 21 de septiembre, siete presos más se escaparon del calabozo del Cpbez, en Carrasquero. Uno cayó abatido, seis están fugitivos.

Seguidamente y en menos de una semana, la misma cantidad de reos escapó de la policía regional, en Cristo de Aranza. Uno de ellos fue recapturado: Elvis Materan, otro resultó abatido: Yordano Camargo. Los otros cinco continúan evadiendo la justicia.

En relación a la seguridad de los calabozos Parisi agregó que: “Se están implementando nuevas normativas. Se colocaron dos funcionarios de guardia en cada calabozo. Si los reos quieren ir al baño, cuatro policías lo acompañan y dos entran con ellos”.

Asimismo, otro caso de fuga se registró el 9 de octubre, en el Comando Chiquinquirá. Un detenido de nacionalidad dominicana huyó del comando y hasta ahora se desconoce su paradero.

Consecutivamente, el 21 de octubre, en el Cpbez Cacique Mara, un detenido conocido como “El Robertico” logró evadir la seguridad y huyó. La policía sigue en su búsqueda.

En total, 64 presos lograron la libertad de manera ilícita. La última evasión aconteció el 11 de diciembre del 2016, en los calabozos del Cicpc de la Villa del Rosario, 11 presos escaparon. Tres cayeron abatidos y dos fueron recapturados. De los otros seis reos de este grupo tampoco hay rastros.

Pulse imagen para ampliar

FUENTE: Ruth Uzcátegui - http://www.panorama.com.ve