lunes, 16 de enero de 2017

La dura realidad que se vive en los calabozos policiales

El sistema penitenciario en Venezuela confronta innumerables problemas, tales como el retardo procesal, el hacinamiento, el precario estado de los penales, la ausencia de una clasificación de presos, la carencia de servicios básicos indispensables y la corrupción, todo lo cual contribuye a la excesiva violencia que caracteriza a las instituciones penitenciarias en Venezuela.

De acuerdo a un trabajo realizado por la periodista Angélica Lugo, para RUNRUNES, se pudo conocer que en los centros de detención preventiva hay entre 40 y 337,5% de hacinamiento. Los reos permanecen en espacios no mayores de 6 x 6 metros, donde deben permanecer las 24 horas del día con hasta 30 personas sin tener acceso a la luz.

RETARDO PROCESAL

Aunque los presos no deben permanecer más de 48 horas en centros de detención preventiva, hay casos de reclusos que tienen más de dos años detenidos esperando sus sentencia.

Durante el periodo del año 2016 las autoridades policiales tuvieron que atender casos de desnutrición, tuberculosis y de reclusas embarazadas. De acuerdo a un registro en 2016 al menos seis presos murieron en comisarías, se registraron 6 fugas y 6 intentos de fuga, y en dos oportunidades funcionarios fueron secuestrados por los mismos detenidos.

CALABOZOS PARA MUJERES

En cuanto al tema de las mujeres privadas de libertad en Caracas, fue habilitado un calabozo policial en la sede de Polimiranda, ubicada en Ocumare del Tuy, allí comparten espacio nueve reclusas que están detenidas por los delitos de robo y homicidio.

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO POR EL MEDIO, PULSE AQUÍ.

FUENTE: http://sumarium.com