viernes, 20 de enero de 2017

(Anzoátegui) En Boyacá III tienen más de dos meses sin recibir las bolsas del Clap

En el sector Boyacá III de Barcelona, en el estado Anzoátegui tienen más de dos meses que no reciben las bolsas de los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (Clap).

Rubencio Torres vive en la calle principal de la comunidad y cuenta que la última vez que le vendieron los rubros regulados en la zona, fue a principios del mes de noviembre.

“La primera y única vez que nos han vendido fue hace dos meses. Nos dejaron dos harinas, 1 aceite, un azúcar, una leche y un arroz. Todo por Bs 4 mil y estaba caro para ese momento”.

Comentó que en la localidad supuestamente vive un trabajador de la gobernación del estado Anzoátegui, al que presuntamente le asignan los rubros regulados sin siquiera formar parte del concejo comunal.

Por su parte Jhonny Tapisquen, quien habita en la zona hace 16 años, contó que a comienzos de enero les vendieron cinco harinas de maíz y dos aceites, pero con sobreprecio.

“El combo costaba Bs 10 mil y nos dijeron que los productos no pertenecían a los Clap. Sólo le vendieron a los que están con el gobierno”.

Indicó que hace una semana les pidieron Bs 10 mil 500 por familia para cancelar una caja de productos regulados que al parecer tendrá dos unidades de mayonesa, arroz, aceite, azúcar, leche, pasta y pastina, pero hasta ahora no han recibido lo cancelado.

Freddy Barboza, quien es otro morador de la zona, aseguró que tienen varios días realizando protestas que de manera pacífica inicia a las 6:00 de la tarde y culmina una hora después.

“Vamos a arreciar nuestras acciones. Tengo entendido que si el fin de semana no recibimos nuestros alimentos se va a organizar una protesta en la avenida principal y no finalizará hasta que nos den respuesta”.

Exigen al gobernador del estado, Nelson Moreno, que revise la comisión a la que asignan los rubros, pues al parecer de muchos, éstos están siendo desviados y revendidos.

Aprovecharon la oportunidad para exigir la sustitución de bombillos en los postes de alumbrado público y mayor patrullaje policial, pues los hechos delictivos en la zona están en ascenso.

FUENTE: Giovanna Pellicani - http://elpitazo.com