martes, 8 de noviembre de 2016

(Zulia) En riesgo niños de Innocens por falta de leche de fórmula

“Si las mujeres infectadas por el VIH amamantan a sus hijos durante dos años sin recibir ningún fármaco antirretrovírico, se infectarán entre el 14% y el 20% de los lactantes”. Estos datos los maneja la Organización Mundial de la Salud (OMS). El alimento sustituto siempre ha sido la opción más segura y la que manejan los programas, fundaciones y organismos que trabajan con mujeres embarazadas y diagnosticadas positivo para el VIH/Sida.
Sin embargo, el problema radica en que las fundaciones están recibiendo menos donaciones de fórmulas lácteas y de todo lo que requieren los bebés. La presidenta de la Fundación Innocens, Cecilia Bernardoni, explicó que ellos no escapan de la situación económica, y que los donativos se han venido a menos cada día.

“Anteriormente, cuando nos hacía falta leche o pañales, levantábamos un alerta y enseguida había una respuesta. Sin embargo, en estos momentos solamente tenemos lo que nos han enviado amigos del exterior, pero no podemos cubrir todos los casos que tenemos, porque ha habido un repunte de embarazos en adolescentes y VIH”, enfatizó la doctora Bernardoni.

Indicó la presidenta de Innocens que el médico gineco-obstetra Noren Villalobos, quien trabaja con la fundación y el programa de prevención de la transmisión vertical, “está practicando en un mes un promedio de 20 cesáreas, y las madres son entre muchachas entre 12 y 19 años. Eso es realmente lo grave”.

Innocens atiende un promedio de 250 niños, entre los pequeños que tienen el virus y los que acuden a consulta. Pero además hay 140 dentro del programa de exposición. Con este número de pacientes, se necesitan más de 400 potes de leche maternizada a la semana.

“El lunes vino una criatura pidiéndome leche, porque me dijo ‘doctora, estoy desesperada no tengo nada de leche’, porque casi todas le están dando agua de arroz o, en el mejor de los casos, leche de cabra. Sin embargo, en Caracas hay algunas que dijeron que iban a lactar, corriendo un riesgo los bebés. Aquí estamos luchamos para que eso no ocurra, porque esto se da solamente en países del África y cumpliendo una serie de protocolos bien específicos”, contó consternada Bernardoni.

El infectólogo pediátra de la fundación, Héctor Villalobos, indicó que si esto se aplicara en el país, debían cumplirse una serie de condiciones y controles en relación con el tratamiento con antirretrovirales, nivel de carga viral, tanto para la madre como para el niño. Arelis Lleras, médico infectólogo, indicó que a los niños de la fundación le está afectando la escasez de cierto tipo de medicamentos. “No se encuentran los antimicrobianos, y con estos niños hay que atacar las infecciones oportunamente, porque son infantes con defensas bajas”, precisó la especialista.

La presidenta de Innocens destacó sobre esta arista del problema: “Esta es otra de las fallas terribles que tenemos, sobre todo en cuanto a los antibióticos, para sortear las infecciones, porque el costo se ha elevado demasiado (...) Tenemos donaciones pero no nos alcanzan para cubrir todo. Requerimos antibióticos, antiparasitarios, para la tos, para la fiebre”.

Los niños que atiende la Fundación Innocens requieren la mano solidaria del pueblo zuliano. Las personas que deseen colaborar pueden acudir al séptimo piso del Hospital Universitario de Maracaibo, donde funciona la institución.

También pueden hacerlo a través de las cuenta corriente del BOD, número 0116-0127-860003469603, y en Banesco 0134-0039-30039-1030456, a nombre de la Fundación Innocens, con el Rif: J-30259977-6.

FUENTE: Keila Vílchez Boscán - http://www.panorama.com.ve