viernes, 18 de noviembre de 2016

(Portuguesa) Tribunal deja en libertad a traficantes de medicinas del IVSS en Acarigua

El tribunal de control número 3 del Circuito Judicial Penal de Acarigua, al norte del estado Portuguesa, otorgó libertad plena a tres de cinco indiciados de una red interna de tráfico y aprovechamiento de medicamentos de alto costo provenientes de la farmacia del hospital materno infantil Dr. José Gregorio Hernández, de Acarigua-Araure, centro asistencial dependiente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS).

La controvertida decisión, tomada este miércoles 16 de noviembre por la jueza Carmen Sanoja, causó sorpresa entre los directivos y el personal médico del recinto hospitalario, pues los indiciados habían sido aprehendidos en flagrancia y a los cuatro se les comprobó responsabilidad en una auditoría ordenada a la farmacia, luego de iniciarse una averiguación administrativa por parte de la directora, María Hipólito. Hasta este miércoles permanecieron recluidos en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en Acarigua

Por versiones de tribunales se conoció que la investigación se inició el 10 de noviembre, cuando cuerpos de seguridad aprehendieron en flagrancia a un trabajador del área de mantenimiento que vendía ampollas de uso hospitalario a una paciente. Se le identificó como Dexon Vargas y se le incautaron el dinero y los lotes de fármacos asignados al referido hospital.

Alteraban los récipes

Ocurrido el procedimiento de captura, las autoridades del materno infantil ordenaron una auditoría en la farmacia, que permitió constatar que los récipes médicos que soportan el despacho de medicamentos mostraban alteraciones manuales en las cantidades a suministrar. “Por ejemplo, el número 2 lo convertían en número 8: despachaban dos fármacos y se aprovechaban de 6. Ingresaban al sistema y cargaban la data falsa”, reveló una fuente policial.

La responsabilidad de estos hechos recayó sobre los auxiliares de farmacia Pablo Carbone y Norelkis Serondo, operadores y manejadores de las claves de usuarios del sistema automatizado de fármacos de alto costo. Estos fueron aprehendidos junto al almacenista, Wilmer Pérez, y el archivista Israel Echezuría, quienes cargaban en forma correcta el trámite despachando sin novedad y recargando nuevas necesidades de medicamentos.

La Fiscalía acusó

Los indiciados fueron presentados por la Fiscalía Contra la Corrupción, a cargo de Glaiza Reyes, y se les imputó el delito de peculado doloso propio, previsto en el artículo 54 de la Ley Contra la Corrupción. Se les solicitó medida privativa de libertad.

Desoyendo la petición de la fiscal, la jueza Sanoja no consideró la flagrancia e impuso medida cautelar sustitutiva a Carbone y a Serondo, a quienes le cambió la calificación del delito por forjamiento de documentos, previsto y sancionado en al artículo 319 del Código Penal. Echezuría obtuvo libertad plena y Pérez quedó privado de libertad por el delito de peculado doloso propio.

La representación fiscal ejerció un recurso con efecto suspensivo de la medida en sala, pero se desconoce aún la decisión final del caso.

Enfermos crónicos reaccionan

Jesús Marín, del comité de usuarios de medicamentos de alto costo, constituido por pacientes con enfermedades crónicas, reaccionó con indignación ante la decisión de la jueza Carmen Sanoja, a quien exhortó a dejar el ejercicio de la aplicación de las leyes por “estar sirviendo a los intereses de las mafias que trafican con la vida humana”.

Por su parte, la médica Hipólito lamentó la decisión y espera la corrección de la medida en las próximas horas, pues este es un hecho -a su juicio- comprobado y de una investigación que no dejó dudas en la determinación de responsabilidades. “Nuestros pacientes merecen que se haga justicia”, expresó.

FUENTE: Bianile Rivas - http://elpitazo.com