viernes, 11 de noviembre de 2016

Intento de asesinato de periodista del Consejo Legislativo de Falcón fue pasional

El proyectil entró por el parietal izquierdo y terminó alojado en el hemisferio derecho. Moranela Andreína Ramírez Sánchez, quien venía de tomarse unos tragos con unos amigos y su novio en un local de la calle Norte Pantano Centro, quedó agonizando en la calle Purureche, diagonal al callejón Sierralta y al callejón Chevrolet del sector Chimpire. Una docena de pasos la separaban de la casa rosada donde vive alquilada desde hace aproximadamente tres años con Moraima Sánchez, su madre.

No había nadie en la zona cuando los vecinos más cercanos, quienes se despertaron sobresaltados por el estruendo, se asomaron por sus ventanas, salieron a la calle al ver a la vecina tendida alrededor del charco de sangre, cerca de la venta de repuestos Los Corianitos. Era aproximadamente la una de la madrugada de este jueves 10 de octubre.

Las llamadas telefónicas al 171 efectuadas por vecinos fueron correspondidas por Protección Civil, que envió paramédicos que se dieron a la tarea de socorrer a la víctima y de indagar, en la casa rosada, su identidad. “¡Es mi hija!”, contestó Moraima Sánchez, quien subió a la misma ambulancia que los llevó hasta la Clínica Los Médanos. Moranela Andreína Ramírez fue referida a la emergencia del Hospital Doctor Alfredo Van Grieken de Coro donde, con el pasar de las horas, fue intervenida por un equipo de seis especialistas.
Cirujanos no pudieron extraerle la bala

El médico Julio Rojas, uno de los cirujanos que intervino en la operación, aseguró en la mañana tras su finalización, que la trayectoria del proyectil había sido de izquierda a derecha: “El orificio de entrada fue por la región parietal izquierda y la bala se le alojó en el hemisferio derecho. Hay lesiones importantes a nivel cerebral que han sido reparadas, en primera instancia, por parte del equipo de neurocirugía del hospital. La paciente esta en la unidad de cuidados intensivos con todos los soportes mecánicos que dispone el hospital para este tipo de casos”, explicó.

Respecto a las condiciones de Moranela Andreína Ramírez, Rojas apuntó: “Hemodinánicamente es una paciente que está estable; sus signos vitales se conservan estables a pesar de la gravedad de la lesión, pero su pronóstico es reservado producto del tipo de lesión”. Agregó que en el hospital se dispuso del equipo médico de neurocirujanos que hizo la intervención y de “los soportes médicoquirúrgicos que ameritaba la emergencia”.

El cirujano informó que fue imposible extraerle la bala del cráneo, pero dejó latente la posibilidad de nuevas intervenciones quirúrgicas en la medida que Moranela Ramírez vaya mostrando indicios de mejoría. “Vamos a ver cómo evoluciona y eso depende de la paciente”, informó el galeno en el hospital de Coro.

¿Quién es Moranela?

Moranela Andreína Ramírez Sánchez nació el 31 de julio de 1985. Tiene 31 años cumplidos y es periodista con el carné 21.433; egresó de la Universidad Fermín Toro de Barquisimeto, una ciudad donde dio sus primeros pasos en medios como los diarios El Informador y La Prensa, el Diario de Lara, Promar Televisión, y en el canal televisivo de la universidad. Actualmente se desempeña como periodista del Consejo Legislativo del estado Falcón y es una comunicadora social muy vinculada a los distintos medios regionales, con quienes mantiene buenas relaciones públicas. También fue del equipo del Fondo de Seguridad Social de los Trabajadores de la Prensa.

Ella y un grupo de compañeros y amigos, entre ellos su novio, coincidieron este miércoles en la licorería de Pantano Centro. Moranela llegó a las seis de la tarde y estuvo hasta que prácticamente cerraron, poco antes de la una de la madrugada de este jueves, según las versiones. Todos habían acordado irse en taxis, pero Moranela cambió de parecer a última hora, decidiendo aceptar la cola de William Martínez, un amigo que andaba en una camioneta blanca. Una amiga también aceptó la cola a la que se sumó el novio Oswaldo. En la repartición, Moranela iba a ser la penúltima.
Descartado robo de dinero de los CLAP

La versión que contaba que luego de ser dejada Moranela había salido a recibir o esperar un dinero relacionado a los Comité Locales de Planificación quedó descartada tras las declaraciones de los mismos vecinos, uno de ellos Carmen Namías, quien sí tenía entre sus competencias recaudar el dinero para las bolsas de comida correspondientes a esta quincena. “La periodista no tenía nada que ver con los CLAP; su mamá tampoco. La madre forma parte del consejo comunal, pero no tiene responsabilidad en cuanto a recoger el dinero. Yo terminé de recoger el dinero a las seis de la tarde porque eso tiene su proceso, que incluye el apoyo de la policía para que ronde las calles que uno recorre”, aseguró este jueves la líder del CLAP. “Esa muchacha no estaba recogiendo ninguna plata y menos a esa hora”, aseguró Namías, quien sospechó que el atentado tenía otras motivaciones.
Detenido el novio por el Cicpc

Que Moranela fuese dejada por el amigo en la calle Purureche, prácticamente frente a su vivienda, causó suspicacia entre los investigadores policiales, pues a pesar de que la casa rosada tiene como frente inmediato a la calle una puerta de metal y una reja protectora, William no esperó lo suficiente para que la periodista entrara a la casa y cerrara. Cualquier alegato de que Moranela se quedó sola y afuera en la calle, era prácticamente difícil de creer, por la hora.

Al anochecer se supo que ciertamente William se retiró de allí solo, pero las versiones complementarias indicaban que en la camioneta también estaba Oswaldo, quien habría sacado por un brazo a Moranela, y todo apunta a que conoce con lujos de detalles el antes, durante y después del ataque que mantiene consternados a los falconianos. De hecho, el novio estuvo durante la mañana y parte de la tarde en el hospital de Coro, antes de que el Cicpc lo llamara y arrestara por averiguaciones. Antes había sido interrogado William, en cuya camioneta, en la parte externa, presuntamente había rastros de pólvora.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas tiene a sus mejores investigadores intentando llegar al fondo de este atentado que ha sido condenado por el gremio periodístico y por toda la colectividad falconiana, y que pudiera quedar plenamente esclarecido hoy, cuando todos los cabos parecen ya estar atados. Para esperanza de todos, Moranela Ramírez está consciente, lo cual demuestra apretando las manos y suspirando cada vez que sus seres queridos se dirigen a ella.

FUENTE: Gerardo Morón Sánchez - http://elpitazo.com