lunes, 28 de noviembre de 2016

En El Rodeo 2 la libertad llega en forma de rugby

Por trece años el Proyecto Alcatraz, desarrollado por la Fundación Santa Teresa, se ha empeñado en la reinserción social de personas que cometieron delitos. Sea cual sea el pecado, a través de esta iniciativa, se les ofrece una oportunidad para redimirse y no acabar como el estilo de vida criminal lo predice: muerto. Todo, con la ayuda del rugby

El clima en Guatire -ciudad en el centro de Venezuela-, es inclemente. Parecido al desierto, cuando hace calor el asfalto se vuelve transparente, y cuando llueve, se forman ríos en las avenidas. Sus habitantes son verdaderos sobrevivientes de la penumbra -muchos deben levantarse antes de las cinco de la mañana, si quieren llegar a tiempo a sus trabajos en Caracas-, y además, viven a diario la resaca de la inseguridad. Son constantes los robos y homicidios en esta pequeña villa que nació a mediados de 1641 y se replanteó en el siglo XX como una ciudad dormitorio.

Ahí, en su alrededores, está el Internado Judicial Región Capital I El Rodeo. Un nombre lo suficientemente largo para hacerse una idea de la burocracia que reina en el sistema penal venezolano. Afuera se observa una enorme “pajarera”, que consiste en un pasillo adosado por rejas y barandas que usan los familiares durante los fines de semana para visitar a los privados de libertad -argot que planteó la “revolución bolivariana” para referirse a los presos-. Es el primer paso para entrar en la que, en su momento, fue la cárcel más peligrosa del país.

Pero hoy la visita es diferente. Es día de semana y la “pajarera” luce tranquila. Unos cuantos efectivos de la Guardia Nacional y custodios del Ministerio de Asuntos Penitenciarios lucen amodorrados cuando se les entrega la cédula de identidad en la primera alcabala de la prisión. “Es el calor”, comenta uno de ellos. Vendrán otros tres puntos de seguridad. Cada uno con sus parámetros y directrices que son impuestas al visitante, haciéndonos sentir que somos culpables de algo. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Con información de Jefferson Díaz - http://elestimulo.com