domingo, 6 de noviembre de 2016

(Anzoátegui) Expolicía pagará condena de 34 años

Dos expolicías municipales de Barcelona resultaron culpables de un homicidio ocurrido el 5 de mayo de 2013, cuando se produjo un tiroteo en el estacionamiento de un centro nocturno de la avenida Ejército de Nueva Barcelona.

El juez Tercero de Juicio, Nelson Mejías, condenó a Luis Daniel Magallanes, de 31 años, a 17 años de prisión y a 22 a José Miguel Prado Canache (33), por haberle causado la muerte a Mario Antony Cáliz Armas, de 21 años.

En esa oportunidad, resultaron heridos Junny Ayala, de 23 años, y Eduardo Rojas, de 21; amigos de Armas.

El fiscal 25, Hassan Farjat Pacheco, demostró con pruebas la responsabilidad de los dos funcionarios en el homicidio.
Magallanes ya había sido condenado en agosto de 2012, junto al agente Juan Prado, a 17 años por las desapariciones de Nefraf Cona, José y Gabriel Ramírez, quienes fueron sacados a la fuerza de la construcción de la Universidad Bolivariana, en Los Potocos, por unos hombres vestidos como policías de Bolívar.

Las pruebas presentadas por el fiscal José Luis Azuaje valieron para que la juez Idanie Almeida lo condenara por desaparición forzosa, abuso de autoridad, violación de domicilio, peculado de uso y asociación para delinquir.

Hasta la fecha los cuerpos de los tres jóvenes no han aparecido.

Con esta nueva sentencia, el expolicía pagará una pena de 34 años de prisión. Ambos agentes estaban detenidos en Polibolívar, pero algunas personas denunciaron que de noche se iban para sus casas. Los familiares se quejaron de la irregularidad, por lo que fueron trasladados a otro retén.

FUENTE: Eleida Briceño - http://eltiempo.com.ve