martes, 4 de octubre de 2016

Ahora los noruegos comen latino gracias a un grupo de venezolanos

En Sandnes, Noruega, se inauguró en mayo de este año el restaurante Sabor Latino en el que, al frente de los fogones, está el joven chef venezolano Fernando Marin
Marin define su cocina como fusión, donde su enfoque es recrear la sazón que caracteriza a Latinoamérica con materia prima producida en la localidad. Brinda cocina sabrosa, que ofrece a los comensales un disfrute nuevo a través de una sazón distinta.

Bienmesabe: Trabajaste para el chef irlandés con estrellas michellin Dylan Mcgrath. ¿Cómo influenció esta experiencia tu manera de cocinar?
Él es un genio creativo. Me ayudó a ver la alta cocina de una manera distinta.
¿Cuál ha sido el plato que más retos ha presentado su recreación?
Las arepas. Para lograrla en Sabor Latino decidimos procesar el maíz nosotros mismos y hacer nuestra propia harina.

¿Cuál es el platillo más popular entre tus comensales?
El ceviche, ya que tiene una composición de elementos que a los noruegos les sorprende.
¿Algún chef venezolano o latinoamericano que te inspire?
El colombiano Juan Manuel Barrientos, quien lleva un proyecto increíble en su país: usa la cocina como elemento reconciliador.
Sumito Estévez también lleva a cabo un brillante trabajo en el que exalta la cocina venezolana.

Detras del chef Marin, se encuentra un grupo de inversores venezolanos que impulsaron este proyecto. Conversamos con Maud Whitty, administradora, sobre la experiencia de abrir un restaurante latino en tierras lejanas.

Has tenido una larga trayectora como exitosa organizadora de eventos en este país. Entre las figuras famosas que has traído a presentarse se encuentran: Norkis Batista, Laureano Marques y proximamente Luis Chataing, solo por nombrar algunos.

¿Por qué abrir un restaurante?
Notamos que la oferta gastronómica de alta cocina latinoamericana era limitada en la región y vimos una oportunidad para incursionar en un territorio diferente.

Quienes conforman el equipo que gerencia a Sabor Latino vienen de áreas distintas a la gastronómica. ¿Cómo ha sido la dinámica para converger diversos talentos en un solo proyecto?
Nos une la nostalgia por nuestros sabores, el gusto por la buena comida y que todos buscamos la excelencia. Este proyecto se materializó luego de dos años de planificaciones y proyecciones.

¿Qué fue lo más inesperado de este proceso?
Encontrar un local con el perfil que buscábamos fue difícil. Literalmente fuimos tocando de puerta en puerta hasta encontrarlo. Una vez en la remodelación, derribamos una pared y habían dos ventanales hermosos por los que entra una luz natural maravillosa. Hoy por hoy es el área más popular de la sala.

¿… y lo más satisfactorio?
La aceptación por parte de los comensales locales. Aprender un mundo nuevo. Enfrentar retos y superarlos mientras mantenemos siempre la calidad como norte.

También estamos muy orgullosos de nuestra carta de vinos, lograda por nuestra socia y experta en vinos: Edmary Altamiranda. Marida con nuestro menú de forma armoniosa un trabajo que se logro en conjunto con el chef Marin y que representa países tales como: Uruguay, Brasil, Chile, Italia, Portugal y España.

El chef Marin concluye: Sabor Latino me ha dado la oportunidad de crear un menú lleno de delicias. Noruega es un país abierto a nuevas experiencias culinarias. Hemos logrado un excelente equipo de trabajo, somos cinco en la brigada de la cocina, todos cocineros con experiencia. Enfocados a dar lo mejor de nosotros servicio tras servicio.

Coordenadas para comer latino en Noruega:

www.saborlatino.no
Instagram: @saborlatinonorway
Twitter: @SaborLatinNorge
Facebook: Sabor Latino Norway

FUENTE: CORINA GIMÉNEZ - http://elestimulo.com