viernes, 5 de abril de 2013

Capriles se reúne con actores de derecha para pedir "un votico de confianza"

El candidato de la derecha, Henrique Capriles Radonski, se reunió este viernes con un selecto grupo de artistas venezolanos para solicitar “un votico de confianza”, a poco más de una semana para las elecciones presidenciales programadas para el 14 de abril.
Antes de comenzar su alocución, Capriles, tras saludar y tomarse fotos con los actores y cantantes presentes en este acto proselitista, expresó en tono de sentirse marginado que “no tenemos espacio para poder hacer una actividad como ésta”, por eso justificó que no se realizara en el Teatro Teresa Carreño sino más bien en el Teatro Chacao de la urbanización El Rosal, una sala ubicada en el corazón financiero de la ciudad y donde el metro cuadrado es uno de los más caros de toda la capital.

A la cita de El Rosal acudió lo más “selecto” del espectáculo venezolano, como lo confirmó la periodista Marta Colomina, quien se hizo eco de un mensaje escrito por la comunicadora Inés Paz, quien escribió en su twitter @vzlapaz: “Cuánto talento inmenso hay, aquí en la tarima y en la sala. Aquí se ha reunido lo mas granado”.

“Ustedes son talentosos”, reforzó Capriles en su discurso ante actores, intelectuales y directores de cine que vienen apoyándolo desde la pasada campaña electoral. Muchos de los presentes hicieron vitrina en el acto celebrado el año anterior en Ciudad Banesco para apoyar esta candidatura.

El líder de la derecha, sin embargo, pidió a los presentes en el teatro que el encuentro no fuera solo para tomarse fotos y saludarse entre ellos.

“Yo les pido a todos ustedes que esto no se quede aquí, no lo dejemos en un encuentro donde vinimos, nos tomamos unas fotos, nos saludamos entre todos”, expresó el candidato.

Posteriormente les pidió a los actores entender la realidad social del país.

Este acto con lo más "selecto" y "granado" de la cultura de la derecha, si se quiere, es la respuesta al Movimiento Independiente de Artistas, que agrupa a actores, actrices, cantantes, músicos, productores y modelos, entre otros, y el cual expresó hace una semana su apoyo a la Revolución Bolivariana y a la candidatura socialista de Nicolás Maduro.

Al respecto, Capriles, expresó: “yo nunca voy a criticar a un artista por su forma de pensar”, pero inmediatamente pasó a arremeter contra ellos: “si usted dice que es revolucionario, cántele al pueblo y no le cobre por eso”, en clara alusión a las denuncias falsas difundidas por su jefe de comando, Carlos Ocariz, en contra de los artistas revolucionarios, de que habían recibido dinero para manifestar sus ideas.

El país que quiero

El candidato desarrolló en 45 minutos el proyecto de país que quiere.

Aseguró, rodeado por las figuras que se dieron cita en El Rosal, que en caso de ganar las elecciones desearía que lo “critiquen bastante, que vuelva una novela como 'Por estas calles', que salga, que narre la realidad del país, este es el país que yo sueño”.

Por estas calles fue una novela transmitida entre junio de 1992 y el 30 de agosto de 1994 que mostraba con crudeza los estragos sociales que había producido el programa neoliberal de Carlos Andrés Pérez, que denunciaba la corrupción campante de las cúpulas partidistas que hoy apoyan al propio Capriles (AD y Copei) y en general pintaba una Venezuela que se desangraba a los ojos de una élite indolente y vividora.

La telenovela comenzó a transmitirse después del intento de golpe de Estado de febrero de 1992 protagonizado por el líder de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez, ante la grave situación social que padecían los venezolanos.

El teledrama se transmitió además en tiempos en que el otrora Congreso Nacional destituyó al entonces presidente Carlos Andrés Peréz, para que se sometiera a un antejuicio de mérito por el delito de malversación de fondos públicos, por el que fue hallado culpable.

Previa a la referencia de Por estas calles hecha por Capriles, los actores y actrices de El Rosal, que manifestaron vivir en un país donde manda la censura, expresaron su opinión de este acto a través de las redes sociales, tal como lo hacen diariamente sin ninguna limitación.

Igualmente, los presentes en el aforo de El Rosal hicieron algunas teatralizaciones en vivo y aprovecharon para hacer público el contenido de mensajes escritos en pancartas, que aludían a valores universales como la dignidad, el respeto, la libertad o la democracia.

Gran parte de los artistas presentes han participado en las producciones cinematográficas de la Fundación Villa del Cine, en los festivales de teatro y música organizados por el Ministerio de la Cultura y la Alcaldía de Caracas, oportunidades que se suelen olvidar en estos actos proselitistas, a la hora de pintar un país en feroz dictadura.

Nacionalidad a médicos cubanos

Lo más desconcertante del acto fue el giro con respecto al tema de las relaciones de hermandad entre Cuba y Venezuela. Después de descalificar con saña y durante toda la campaña la labor de los médicos cubanos en Venezuela, Capriles aprovechó la tribuna del Teatro Chacao para prometer que como presidente los convertiría en ciudadanos venezolanos.

“Yo le ofrezco a todos esos médicos cubanos la nacionalidad venezolana”, prometió.

FUENTE: AVN