jueves, 14 de junio de 2012

(Anzoátegui) A tiros mataron a dirigente vecinal de Guamachito

La mañana de ayer la muerte sorprendió a un miembro del consejo comunal del barrio Guamachito de la capital de Anzoátegui.
Eran aproximadamente las 9:30 am, cuando Jorge Leonardo Febres, de 43 años, conversaba con unos conocidos en un quiosco que sirve de comedor para obreros, ubicado en la calle Juncal.

A poca distancia se detuvo un vehículo Hyundai, color azul claro, ocupado por cuatro hombres. Uno de ellos se bajó con un arma en la mano y tras amenazar a los presentes, disparó a quemarropa contra Febres, quien recibió tres impactos de balas.

El homicida, de piel blanca, de bigotes y contextura fuerte retrocedió, efectuó otros tiros al aire y se montó en el automóvil.

Uno de los testigos que no se identificó por temor a represalias, dijo que quedaron sorprendidos por la frialdad del asesino. “Después que tiroteó a Jorge, caminó tranquilamente hacia el carro, se montó y se fueron”.

Auxilio

Franklin José Gago dijo que se dirigía a su casa para llevarle comida a sus hijos, cuando observó que varias personas se hallaban frente a la vivienda de su madre. Al acercarse se percató de que su cuñado sangraba por la cabeza y que agonizaba sobre el mesón.

Agregó que le pidió el favor a un cristiano para llevar al baleado en su carro al hospital Luis Razetti, pero cuando llegaron nada se podía hacer, porque carecía de signos vitales.

Señaló que Jorge Leonardo coordinaba con el resto del consejo comunal la ejecución de obras en la comunidad.

Se presume que lo mataron por asuntos relacionados con cupos de empleo.

El dirigente comunal vivía con su esposa Dinorah Gago y tres hijos en el callejón Urdaneta de Guamachito.

En la morgue del hospital Razetti, los forenses del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) le observaron al cadáver tres heridas de balas en la cabeza.

Estaba amenazado

Se supo que Mercedes Cermeño manifestó a los detectives del Cicpc, que su hermano estaba recibiendo amenazas de muerte desde hace una semana. Agregó que él le dijo: “Casi que me matan”, cuando le contó que un individuo le sacó un arma. Pero no sabe quiénes ni porqué lo amenazaban.

Un amigo de la familia cree que el crimen fue cometido por miembros de una banda delictiva conocida como “los guarachos”, que opera en la barriada barcelonesa.

Al parecer, los delincuentes le habrían exigido varios cupos de empleos, en las obras a ejecutarse en la comunidad. Supuestamente éste se los negó. alegando que esos puestos eran para padres de familia de su sector que estaban sin trabajo.

El comisario Francisco Blanco, jefe de la subdelegación de la policía científica, señaló que aún no han identificado a ninguna persona por este homicidio, pero que iniciaron las averiguaciones.

Tomaron declaraciones de familiares y amigos, así como de los testigos presenciales.

En el lugar del crimen, los expertos recabaron varias conchas de un arma 9 mm.

Las pesquisas policiales apuntan al presunto ajuste de cuentas o la venganza.

Trascendió que Jorge Febres tenía registro en las subdelegaciones del Cicpc de Barcelona y Puerto La Cruz, por presunto robo en 1991, resistencia a la autoridad en 1993 y hurto en 1995.

15 ciudadanos
han perdido la vida de manera violenta en Anzoátegui en lo que va de junio de 2012. Según cifras extraoficiales, nueve homicidios han sido cometidos con armas de fuego. La mayoría de los hechos de sangre fueron perpetrados en la capital del estado. En Barcelona se contabilizan hasta ahora ocho crímenes.

FUENTE: Eleida Briceño - http://eltiempo.com.ve